Página 89

Tabla de contenidos

La familia Walker tienen una computadora, ésta es prácticamente de Río ya que es él quien la usa en la oficina de la familia. Estoy segura, es ahí donde encuentro a Río. Él está tecleando con una mano mientras que con la otra turbe una tajada de pan.

Rio mira y levanta las cejas al verme empapada y sin aliento con Juneau a mis talones. Es tan tranquilo. Después de la mañana que he tenido, me envía un aumento de frustración.

"Río, ¿dónde está el teléfono? Mantengo la voz baja porque no se dónde está la Sra. Walker.

¿Cuál teléfono? Río me vuelve a ver.

"El teléfono del escritorio de mi madre. El que dijo que se podía entrar y buscar ¿recuerdas? "
Rio me mira como si no entendiera nada. No veo absolutamente ninguna señal en su rostro que diga que me entiende.

Se encoge de hombros. “¿Por qué debo de saberlo?” Hay suficiente frialdad en su voz que me dice que ayer no lo hicimos exactamente como mejores amigos en el autobús.