Página 80

Tabla de contenidos

Inicia cuando me levanto.

Antes de bajar, paso por el dormitorio de Maddie. Como de costumbre su puerta está abierta. Maddie está en su cama con sus ojos cerrados, pretendido estar dormida.
No encuentro ni a papá ni a mamá en la cocina, ambos estaban en la oficina de mamá, de pie al frente del escritorio de mamá.

"¿Qué pasa?", pregunté. Esta vez nadie respondió a mi pregunta.

Papá respira profundamente. "¿Sadina, amor, escuchaste algo anoche?”

"No, solo me levanté.”