Página 69

Tabla de contenidos

"Fui a la oficina de la Sra. Mercer y ella estaba ahí con el Sr. J", dijo Río.

Sr. J- es el señor Jaworski. Estoy en su clase de matemáticas y Río está en su clase de diseño asistido por un ordenador.
"Pensé que sabía lo que estaba pasando," continúa Río.

"Pensé que el Sr. J debía de haberle dicho a ella acerca de mi proyecto de diseño y la Sra. Mercer, pensé que después de haber visto mi proyecto, pensó que era tan genial que debería yo de obtener un premio." Río no se jacta. Su diseño es bueno. Es una rampa para silla de ruedas para la casa que pertenece a un tipo al que le duelen las piernas y no puede subir ni bajar las escaleras ya.

"Así que obtuve una gran sonrisa estúpida en mi cara cuando la señora Mercer comenzó a hablar. Ella me preguntó acerca de ese nuevo software de diseño que el Sr. J compró para la clase y si ya lo había utilizado y cosas por el estilo. Fueron probablemente cinco minutos antes de que me diera cuenta de lo que estaba pasando."

"No entiendo", dice Scott desde el asiento de atrás del de Río. "¿Qué estaba pasando?"
"Ellos creen que lo robé," dice Río de manera categórica.

"¿Robar qué?"

"El software." Rio mantiene su rostro sin expresión, sin embargo sus ojos lo dicen todo.