Página 57

Tabla de contenidos

Río toma el bus en la siguiente parada. Usualmente él no se sienta a la par mía porque si no sus amigos empiezan con sus bromas de novio-novia. Pero hoy me cerró su ojo y le dió palmaditas al asiento, y con un encogimiento de hombros Río se desliza a mi lado. Él Huele a creama para después del afeitado y su cabello negro se luce brillante como si se hubiera puesto algo que ayudara a peinar su cabello.
"¿Qué pasa, amiga?" Pregunta Río, golpeando suavemente mi hombro.

¿No es obvio?

Miro a la cara de Río, él sonriente yo seria, diciéndole que tenemos que hablar.
"Eso que dijiste anoche acerca de Maddie es extraño,"él dijo, lo suficientemente tranquilo como para que ella no escuchara: "Ella piensa que su gata es real?"

“Ella dice que ella entiende. Lo cual es bastante raro. Sin embargo, hay algo más."

Rio hace una rápida inclinación de cabeza. "Lo imaginaba. Realmente me estás asustando. ¿Qué está pasando?"

"Es mamá y papá." Esto sucedió tarde, como a la media noche y no pude escucharlos hablar desde la oficina de mamá. Así que fui abajo y pude escucharlos."