Página 5

Tabla de contenidos

Sí, le responde a Río, nunca lo oí ya que al salir de la tienda las bandas de seguridad sonaron muy fuerte. No me gustan los sonidos fuertes. Ellos me asustan como cuando un perro se asusta por el fuego y si el ruido fuese un fuego sería un infierno para mí, miles de grados más allá de lo que puedo soportar. Mis pies se fundirían en el suelo. Luego Río me tira de nuevo en la tienda, y la renuncia a todo volumen y puedo escuchar y pensar de nuevo.

Antes de pensar en lo que pasó alguien me agarra por el brazo, con fuerza y pone su cara justo frente la mía.
"¿Dónde crees que vas con ese disco compacto?" me dice él.
El disco compacto lo tomé de un joven alto, de rostro fruncido que usa camisa de reproducción y porta una tarjeta de identificación que dice “Gerente de la Tienda.” Vuelvo a ver el disco compacto que tiengo en mis manos y me doy cuenta que es el disco compacto que mi hermana Maddie quería escuchar. - El disco compacto es el de mi banda favorita - “Convenio Polite”, sus canciones hablan de mí, de cuando era niña, “tus palabras son mi casa y mi refugio y el camino de su corazón”, las notas de la canción son muy suaves. Casi lloro al escuchar la canción.

"No quise tomar el disco compacto ...El disco compacto es para mi hermana, tan solo hace un momento me di cuenta de que ella se ha ido, ni siquiera pienso en comprarlo, solo quería que ella lo escuchara…” No se está haciendo una buena conexión entre mi cerebro y mi boca. Mis palabras me están saliendo confusas e inlcuso no tienen sentido.

El joven gerente de la tienda me mira como si yo fuese una criminal. "He estado viendo tanto de tí desde que entré aquí. No hay nadie más como usted. " “Deténgase aquí mientras yo llamo a seguridad.”