Página 43

Tabla de contenidos

Maddie se ríe a carcajadas mientras su gata llamada Bella está echada en el piso. Maddie, Bella sabe, ella es un gato robot. Ella puede ronronear cuando se rasca detrás de las orejas y silbará al tocar sus patas. Ella puede incluso hacer trucos, como rodar, aunque a veces se queda atascada su la espalda a la mitad del rollo. Primero que nada, a Bella se le puede hablar. Ella reconoce la voz de Maddie. Cuando Maddie habla -sólo Maddie, nadie más- Bella mueve su cabeza a un lado y maúlla.

Y hay una nueva cosa que bella puede hacer. Maddie se acaba de dar cuenta de esto y es una algo grande y maravilloso que le dirá de inmediato a Sadina. Ella sabe también cuando Sadina está levantada. Ella ha escuchado a su hermana cuando Sadina va y vuelve en el pasillo, escuchaba voces molestas que vienen de abajo.

Con Bella bajo el brazo, Maddie empuja la puerta de la habitación de Sadina lo suficiente para ver a su hermana en la cama.