Página 40

Tabla de contenidos

"¿Qué más es lo que supuestamente debo de hacer? Tú nunca me dices nada." Así es, así es, exactamente como me siento: Como si estuviera tratando de leer un libro y un montón de páginas le hacen falta al libro.

"Tú necesitas volver a tu habitación", dice mamá haciendo que cada palabra que sale de su boca sonara fuerte.

Me despidieron de una lucha para mantener a Maddie en casa a salvo, y ahora lo único que estoy haciendo es defendiendo mi derecho a espiar. A lo mejor mi habitación es el mejor lugar en el que puedo estar. Yo quiero discutir por el amor de Maddie, pero necesito tiempo para ordenar todo esto.

Sin decir otra palabra, me fui. Papá me siguió afuera de la oficina.

"Sadina" dijo él gentilmente mientras yo empezaba a subir las escaleras. Me vuelvo hacia él, con la esperanza de que estoy a punto de tener alguna información. Pero su intención era ir a la cocina. "¿Olvidé algo?"

La papelera de reciclaje azul todavía está puesta al lado del fregadero. Papá y mamá reciclan todo lo que ellos puedan. Ellos no comprarán nada que esté demasiado empacado. Mamá siempre dice que no quiere dejar una huella muy grande en la tierra. Lo que significa que tengo el trabajo de poner la bandeja a la salida para que el camión de reciclaje lo recoja cada domingo por la noche.

"Está bien", dije. "Me ocuparé de esto ahora."