Página 28

Tabla de contenidos

Cuando ya ha pasado una hora, tomó un último paseo por el comedor para poner lejos los manteles individuales. El teléfono de Flynn aún está en la mesa. Tomo en mis manos el teléfono para llevarlo a la oficina de mamá, pero cuando al llegar a su oficina veo que ella es la única en estar ahí.

"¿Dónde está Flynn?"

Mamá mira hacia arriba, pero su atención sigue puesta en los papel que tiene al frente de ella. "Él se fue hace un momento, sólo vio su reloj y dijo que tenía que irse, y se fue rápido." "Así es Flynn."

"Bueno, él dejó el teléfono." "Lo guardaré."

"Oh, él le hará falta su teléfono. ¿Podrías tu llamarlo a su casa y decirle que su teléfono está aquí?"

Claro que sí." Yo lo llamo del teléfono de la cocina, de esta forma no molesto más a mami. Yo estoy esperando a que me salga su buzón de voz porque al momento que él conteste, yo no estaré lista y él se me adelantará.

"Ay, Sadina, creo que olvidé mi teléfono" "¿Lo has visto?"

"Por eso estoy llamando. El teléfono estaba en la mesa."

"Hazme un favor, asegúrate que esté apagado."