Página 161

Tabla de contenidos

De repente una voz nos asustó a todos. Es el señor Jaworosky que se encuentra de pie en el corredor. Ninguno recuerda haberlo visto ahí por lo tanto no se sabe hace por cuánto ha pasado él en el pasillo. Su rostro no me dice nada, él no está sintiendo pero tampoco se ve que está molesto.

"¿Qué pasa? ¿El Chattercat paró de hablar?", pregunta el señor Jaworosky tranquilamente, lo que me indica que él no sabe por qué estamos aquí.

El salón se siente tranquilo, esto denota que todos estamos esperando a que Río responda.’

Finalmente, Río extiende sus brazos para darle al señor Jaworosky la caja en la que se encuentran todos los discos compactos que fueron robados del software.