Página 157

Tabla de contenidos

Deseo que él nunca haya dudado de ésto. Sin pensarlo y porque esto pareciera ser lo mejor que se puede hacer, puse mis brazos al rededor de él. Siento donde él suspira, se exactamente lo que está pasando por su cabeza, los problemas nunca son tan pesados cuando tienes a alguien más para ayudarle a tomar el peso de ellos.

"Se lo primero que necesitamos hacer", dije silenciosamente, necesitamos ordenar una pizza.

"¡Sí!, dice Río, "y pide que le pongan anchovas extras”.