Página 154

Tabla de contenidos

Es un problema no tener el valor de ver a la cara de Río. No tengo la menor idea de que estará él pensando en este momento. Quisiera ser una persona valiente, la cual pueda decir lo que pienso y después poder verlo a él cara a cara; sin embargo me da miedo el sólo pensar que si haría eso, tendría mucho que perder.

Cuando Río hable, él dirá la última palabra que yo quiero escuchar.

“Catalina"

"Lo dice de manera silenciosa por lo que no estoy segura si escuché bien". “¿Qué?"

“Catalina".

Ahora tengo que ver su cara, pero tan pronto me aproximo a él, él me da la espalda como si me estuviera evadiendo.

"¿Qué Río? ¿Qué pasa con Catalina?”

"Esperaba nunca tener que explicarte esto", dice Río. "Vas a pensar que soy un total perdedor”.