Página 146

Tabla de contenidos

Ellos sabrán si mamá tendrá que ir a la cárcel. Mamá busca mi mano y este es el momento oportuno para decirle que todo está bien conmigo por lo que ella no tienen que preocuparse por mí.

Ahora tengo que pronunciar las palabras más feas que jamás he dicho antes:
"Bueno, vaya”.

No un hasta pronto, no un buena suerte, no un te quiero. Es frustración la que siento al pensar en cómo haré para que ellos entiendan que tal vez Bella es la clave para lograr la inocencia de mamá. Miedo a que mamá no pueda salir de este problema y duro es para mí no poder darle a mamá el apoyo que ella está necesitando en este momento.