Capítulo 28

Tabla de contenidos

Capítulo 28: Sadina

"¡Tú no vales la pena, Río Walker!”

La puerta del salón de clases se abre repentinamente, es Catalina quien la abre de esa forma. Ella está un poco nerviosa y yo la verdad no se qué es lo que ella intenta hacer y me doy cuenta que ni siquiera ella lo sabe.

Entramos a un salón de clases, donde Río se encuentra muy asustado.

"¿Qué hago?", pregunta Paulie.

Río lo vuelve a ver como si fuera la pregunta más estúpida que él jamás había escuchado antes. "No tan bueno". Él respira profundamente. "Hubiera podido ser peor.”